Nos pasa aquello que permitimos nos pase, evidentemente hay cosas por fatalidad, causa y efecto que la mayoría de las veces no vemos venir, pero sigue existiendo una diferencia en como vivimos lo que enfrentamos, y es nuestro equilibrio interno, nuestra esencia, esa armonía que debemos mantener con nosotros mismos.

Nuestro entorno, indudablemente suele tener influencia en nuestra vida, positiva o negativa, genera y estimula, muchos sucesos en nuestro camino, pero nos toca a cada uno de nosotros decidir si permitimos o no que nos desestabilice, que nos afecte y que llegue a alterar nuestro estado mental y por ende nuestra paz.

Cada quien tiene nada percepción distinta de lo que representa su paz, pero algo si es seguro, y es que la paz es un estado de consciencia, es la mirada clara y serena, sin juicios, sin razones necesarias, simplemente es sentirse pleno y conforme con lo que se tiene, se hace y se es.

Perder la paz en tu vida NO es una opción
Perder la paz en tu vida NO es una opción

Si resulta inevitable que nos rodeen situaciones, que el dolor nos toque, que los prejuicios nos molesten, no permitas que te afecte más allá de tu criterio, no te conviertas en lo que alguien más piensa de ti, libérate de los exprimidores de energía, cuida tu espacio y tú libertad, elige lo que piensas y lo que te nutre cada mañana, date un respiro cuando lo necesites y confía en ti más que nadie.

La paz de tu vida te pertenece, la labras con tus obras, con tus elecciones, con lo que permites que entre en tu armonía o que discorde tu equilibrio, no dejes que lo negativo opaque tus virtudes ni confunda tu esencia, vive tu paz y aunque te quedes sin nada en la vida, aprende a conservarla.

A su vez define la Espiritualidad como: La búsqueda personal para encontrar respuestas a preguntas esenciales de la vida acerca del significado y relaciones con lo sagrado y trascendente, que puede conducir o no, o surgir del desarrollo de creencias religiosas y la formación de la comunidad.

Un aspecto a considerar, en relación a la Espiritualidad, es el efecto de la oración. Ésta ha sido objeto de numerosas investigaciones con la finalidad de establecer cómo ejerce su efecto sobre la salud.

Perder la paz en tu vida NO es una opción
Perder la paz en tu vida NO es una opción

Las preguntas que se hacen los investigadores tienen que ver con su mecanismo de acción en la sanación: ¿tiene que ver con el efecto sobre las creencias religiosas del individuo?, o ¿actúa disminuyendo el estrés que complica la evolución de la enfermedad?, o ¿tiene que ver con un nexo entre el hombre y el todopoderoso como muestran algunos estudios neurológicos recientes?, todas las formas de oración producen una respuesta de relajación que combate el estrés, calma el cuerpo y promueve la sanación.

La espiritualidad viene de la mano con la paz interior, si estas planeando encontrarla te recomendamos mucho meditar y concentrarte en ti y conocer tu “yo interno” así te será más fácil encontrar tu paz interior. Verás que al encontrarla tu vida cambiará mucho para bien. Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz y espiritualidad en nuestras vidas.