Existen muchas situaciones en la vida que harán que pierdas tu centro, que te llevarán a evaluar tus opciones, te llevarán también a confrontarte, a actuar de manera distinta, a hablar o a callar, a darte tu lugar, atreverte a amar, atreverte a soltar y dejar ir.

Y así como hay gente que ante la adversidad se crece, confronta y sale adelante, así también hay personas que deciden solo quejarse: quejarse de su pareja, de sus hijos, de sus hermanos, de sus padres, de sus parientes, de sus amigos, del trabajo, del tráfico, del clima, del gobierno; básicamente quejarse de lo que sea para justificar su sufrimiento y lo mal que parece está su vida.

Eso denota al menos dos cosas de la persona, su falta de amor propio y la irresponsabilidad que tiene con su vida. Mientras que creas que algo externo es el responsable de lo que te ocurre, entonces te estarás perdiendo el aprendizaje.

Hay personas que solo se dedican a cuestionar a otros sin cuestionar sus propias creencias, sin darse cuenta que son sus creencias las que los tienen sufriendo.

¿Qué creencias te tienen hoy estancado?

Te invito a comentarlo y compartir esta publicación.

Buena vida, Coach Alfonso Guerrero

Inscríbete al Reto de Gratitud, atrévete a realizarlo.