Según la etimología, las palabras sánscritas y tibetanas traducidas al español como meditación, son, respectivamente, bhavana, que significa cultivar, y gom, que significa familiarizarse. Sobre todo se trata de familiarizarse con una visión clara y justa de las cosas, y de cultivar cualidades que, aunque todos nosotros poseemos en nuestro interior, se mantienen en estado latente mientras no hagamos el esfuerzo de desarrollarlas.

Algunos pretenden que la meditación no es necesaria porque las experiencias constantes de la vida bastan para formar nuestro cerebro y, en consecuencia, nuestra manera de ser y actuar, y no cabe duda de que, gracias a esta interacción con el mundo, es como se desarrollan la inmensa mayoría de nuestras facultades, como, por ejemplo, los sentidos. Sin embargo, es posible hacerlo mucho mejor. Las investigaciones científicas en el ámbito de la neuroplasticidad muestran que el entrenamiento, en cualquiera de sus modalidades, provoca importantes reorganizaciones en el cerebro tanto a nivel funcional como en el plano estructural.

¿Hay diferentes tipos de meditación?
¿Hay diferentes tipos de meditación?

Hay muchos tipos diferentes de meditación. Se practican por todo el mundo en diferentes culturas y tradiciones espirituales. Más adelante se describen dos formas, la meditación centrada en la concentración en el momento presente “Mindfulness” y la “centrada en la oración.” Vea la tabla adjunta si quiere conocer otras maneras.

¿Qué es la meditación centrada en el “Mindfulness”?

La meditación centrada en la concentración en el momento presente “Mindfulness” también abreviado como “MM” está arraigada en Oriente pero puede ser útil para personas de cualquier lugar. Consiste en concentrarse momento a momento en la respiración, el cuerpo, la mente y el ambiente. Después de instalarse cómodamente, como se describe antes, permita que la respiración fluya fácilmente hacia dentro y hacia afuera a un ritmo natural. Evite forzar un ritmo más lento o más rápido. Simplemente deje a su cuerpo respirar. Céntrese en el flujo natural de la respiración.

Simplemente sienta el cuerpo respirando, concentrándose en los orificios nasales o en el vientre que sube y baja. También notará pausas entre las respiraciones, cambios entre la inspiración y la espiración y cambios en la profundidad y la velocidad de sus respiraciones. MM es la experiencia de estar presente momento a momento, aquí y ahora, en lo que sea que esté sucediendo sin juzgarlo. Cuando su mente vague por sus pensamientos, recuerdos, ensueños, imágenes, ideas, preocupaciones, tareas, historias, sensaciones corporales, o sonidos, vuelva suavemente a la respiración. Al darse cuenta de que su mente está vagando, simplemente observe, “oh, bien” o “esto es interesante” y luego vuelva a la respiración.

¿Hay diferentes tipos de meditación?
¿Hay diferentes tipos de meditación?

Dese cuenta de que este proceso no tiene principio ni fin. NO JUZGUE si lo está “haciendo bien”. Deje que todo lo demás desaparezca. El proceso en sí mismo es volver una y otra vez a la respiración. Cuando surja dolor e incomodidad, fíjese especialmente en como la mente reacciona rápidamente con pensamientos inquietos y juicios.

Simplemente dese cuenta de esto y de todas las otras sensaciones pero suavemente vuelva a la respiración. Deje que se vayan las historias mentales y las expectativas que llegan a su consciencia, sean éstas dolorosas o placenteras. Al final del periodo de MM formal, siéntese cómodamente durante uno o dos minutos.

Levántese lentamente cuando esté listo. Tome nota de la experiencia sin juzgarla. La MM también incluye el darse cuenta momento-a-momento de lo que está pasando dentro y fuera de uno mismo a lo largo del día, y no se limita a los periodos de meditación formal estando sentado.

Fuente: Meditación – Osho

Artículo anterior5 Consejos para meditar
Artículo siguienteBeneficios de la Meditación
Alfonso Guerrero
Desde el 2009, ha impartido terapia a más de 3 mil 500 personas, además de coordinar cursos y conferencias alrededor del mundo. En el 2015 desarrolló el Seminario de Formación como Coach Espiritual que ha implementado en Colombia, Estados Unidos, Argentina, México, España, entre otros países. A partir del 2017 estableces su plataforma digital: www.coachalfonsoguerrero.com, con la que extiende el alcance de su mensaje y la aplicación de sus entrenamientos.