Si Yo no existiera, no habría momento presente ni en su forma ni en su fondo. Verbigracia, si usted está aquí y ahora leyendo estas palabras sentado en un sitio u otro, solo o acompañado, en silencio o no, con una temperatura mayor o menor, luciendo el sol o lloviendo , porque existe. Si no existiera ser, lo subyacente no habría este momento de lectura en ninguna de sus posibles y cambiantes circunstancias la forma.

Y cuando termine de leer o haga un descanso, la forma del ahora será distinta a la del momento en el que inició la lectura o la del momento actual. Sin embargo, “algo” no habrá cambiado: el hecho de que usted es y existe. Por tanto, el momento presente está absorbido en el Ser.

Es en el Ser en donde existe la dimensión profunda del momento presente, su esencia subyacente y fija, la existencia, la vida. Y también es en el Ser donde existe la dimensión superficial y cambiante del ahora su forma, sus contenidos. Por ello, el Ser es el “espacio” en el que emanan las formas del momento presente.

Este hecho es de enorme trascendencia para la vida cotidiana de cualquiera de nosotros y son muchas y muy notables sus implicaciones en nuestra existencia, en el ahora. Al ego le parece una locura, pero hay que volver a subrayar que la única demencia es la suya cuando intenta filtrar todo por el único plano que él conoce, el mental.

Pero lo real es el Ser, el Yo verdadero. Y su existir explica el momento presente en sus dos dimensiones. El Ser es el espacio en el que surgen las formas del ahora. El Ser es la consciencia misma que permite afirmar “soy el que soy”. Todo lo demás es consciencia de objetos. La consciencia del Ser significa estar concentrado en Ser; existir en alerta y en el único sitio en donde la vida es posible: el ahora.

El ahora es el Ser y en su espacio surgen las formas del momento presente, aunque el Yo verdadero esté más allá de las formas y no se llene de sus contenidos.

Artículo anteriorPráctica el ahora
Artículo siguientePráctica elemental y espiritual
Alfonso Guerrero
Desde el 2009, ha impartido terapia a más de 3 mil 500 personas, además de coordinar cursos y conferencias alrededor del mundo. En el 2015 desarrolló el Seminario de Formación como Coach Espiritual que ha implementado en Colombia, Estados Unidos, Argentina, México, España, entre otros países. A partir del 2017 estableces su plataforma digital: www.coachalfonsoguerrero.com, con la que extiende el alcance de su mensaje y la aplicación de sus entrenamientos.