¿Qué es la Meditación?

La meditación es comúnmente descrita como el entrenamiento de la atención mental que nos despierta más allá de los pensamientos condicionados y habituales y nos revela la naturaleza de la realidad. En esta guía, el proceso y los frutos de la práctica de la meditación se entiende como la “Presencia Natural”. La presencia es la consciencia plena y claro de lo que está pasando aquí y ahora y el espacio abierto que permite e incluye toda experiencia.

Hay muchas estrategias que lo promueven que crean una atmósfera que conduce a la profundización de la presencia. El arte de practicar es emplear estas estrategias con curiosidad, bondad y un toque liviano. La sabiduría de practicar es recordar que la Presencia Natural está aquí ahora y siempre. La consciencia amorosa es nuestra esencia.

Consejos para comenzar a meditar
Consejos para comenzar a meditar

Tal vez te hace falta tomar en cuenta alguno de estos puntos clave. Conoce los 5 consejos que te ayudarán mucho en la meditación si eres principiante, verás que te harán más sencilla esta práctica y podrás incluirla en tu rutina diaria.

1. Comienza con 3 o 5 minutos

En la meditación no es necesario mucho tiempo, de hecho basta con 5 minutos o menos. Debes enfocarte en la sensación que sientes al realizar las respiraciones.

2. Medita con el estómago vacío

Para poder meditar es necesario hacerlo con el estómago vacío. La meditación funciona más antes de las comidas o dos horas después de. Tampoco medites si tienes hambre, sino será en la única cosa que piense tu mente en ese momento.

3. La meditación ayuda con el estrés

La meditación ayuda con estrés y ansiedad porque permite que la persona aprenda a reconocer los pensamientos irritables que los desencadenan.

4. Comprende los principios básicos de la meditación

Aunque muchos piensan que el objetivo primordial de la meditación es alcanzar un punto en el que la persona pueda concentrarse a tal grado que nada puede distraerla, sin embargo también es importante estar consciente de que la mente ya se ha distraído antes. Se dice entonces que es imposible reestructurar pensamientos si no se ha desarrollado antes la capacidad para identificar los pensamientos.

5. Haz la meditación a tu manera

Date el tiempo de cambiar y percibe las sensaciones, pon atención en tus respiraciones al caminar y del aire sobre tu cuerpo. Conéctate contigo mismo.

Consejos para comenzar a meditar
Consejos para comenzar a meditar

La meditación, practicada correctamente, es el proceso simple de apartar la atención de condiciones y circunstancias que, cuando uno está consiente de ellas y se sobre-identifica con las mismas, fragmentan y nublan nuestras percepciones. La meditación, si nos mantenemos alertas y observantes, nos permite experimentar fácilmente niveles puros de conocimiento y estados de conciencia.

La práctica con regularidad nos provee oportunidades frecuentes para descansar física y psicológicamente. Mientras tanto, se libera la atención para explorar estados de conciencia más refinados y para experimentar, fácil y espontáneamente, el desarrollo de cualidades innatas espirituales.  El esfuerzo personal, o el hacer uso excesivo de la fuerza de voluntad para lograr una meta o hacer que algo ocurra, viene de una autoconciencia a la que debes renunciar para que los niveles de conciencia más refinados puedan percibirse y experimentarse.

Ahora que conoce estos sencillos consejos no hay más pretextos para comenzar a meditar. ¡Suerte!